image-discoduro

Patentan disco duro blindado

Fernando Gómez y Manuel Conesa, empresarios murcianos patentaron un disco duro a prueba de polvo, líquidos, golpes, fuego, y vibraciones con el nombre de ‘SolidAge Drives’ el cual esta entre los 650 y los 1.500 euros, gracias al recubrimiento de tres capas de silicona, acero náutico y una aislamiento que utilizan las cajas negras de los aviones, permite guardar transportar datos y copias de seguridad con mayor garantía. Además, cuenta con sistema de encriptación para proteger los datos en caso de pérdida o robo del dispositivo, no requiere ser un experto para poder utilizarlo.

 

 

Diseñaron una caja fuerte o caja negra para guardar los datos. La primera capa está formada por una silicona de electrónica que la protege del polvo, del agua, de la arena o de cualquier fibra textil, la segunda capa es un aislamiento que llevan las cajas negras de los aviones y que resiste 1.000 grados centígrados durante media hora y la tercera capa es una carcasa de acero náutico de milímetro y medio de espesor, que es el mejor acero.

 

Dos jóvenes empresarios murcianos, Fernando Gómez y Manuel Conesa, han patentado un disco duro “blindado” a prueba de fuego, líquidos, polvo, golpes y vibraciones gracias al recubrimiento de tres capas compuestas de silicona, acero náutico y un aislante similar al que utilizan las cajas negras de los aviones, cuya protección actúa como una “caja fuerte” y permite guardar copias de seguridad y transportar datos “con mayores garantías”. Además, cuenta con sistema de encriptación AES para proteger el acceso a los datos en caso de robo o pérdida del dispositivo.

El resultado es un disco duro que cuenta con las mismas dimensiones de uno normal, con un peso de unos 500 gramos y cuya instalación es igual al de otros dispositivos con conectores estándar que pueden ser manejados por cualquier aficionado a la informática.

Gómez ha remarcado que existen dos tipos de empresas las que ya han perdido datos y aquellas que los van a perder debido a un error de hardware, un error humano, un virus, un siniestro o un sabotaje.

A este respecto, recuerda que hay discos duros tradicionales, que contienen un mecanismo que gira de forma paralela y “son muy delicados”. Tanto que se pueden destruir simplemente cayéndose de una mesa. En segundo lugar, se encuentran los discos duros SSD, que equipan los mejores portátiles y que “se pueden lanzar al suelo soportando el golpe y la vibración de por sí”.

La primera capa está formada por una silicona de electrónica que la protege del polvo, del agua, de la arena o de cualquier fibra textil, por ejemplo, mientras la segunda capa es un aislamiento que llevan las cajas negras de los aviones y que resiste 1.000 grados centígrados durante media hora, y la tercera capa es una carcasa de acero náutico de milímetro y medio de espesor, que es el mejor acero que hay.

 

Fuente: EuropaPress.es