image-sd-tecnologia

El rendimiento de los discos “SSD”

Normalmente se destaca de que los discos de SSD disminuyen el tiempo de carga del sistema operativo en alrededor de unos 12 segundos y aumenta la velocidad de copia de archivos.

Estas Unidades en estado sólido están aumentando su utilización en hogares,  ocio, oficinas y servidores.  Se plantean como el reemplazo generacional de los discos duros actuales.

Características:

  • La velocidad de lectura, que supera de largo a la de los discos duros HDD. Esta diferencia es especialmente palpable durante el inicio del sistema, y al ejecutar programas que requieran gran capacidad de proceso.

 

  • La ausencia de partes mecánicas en constante movimiento se traduce también en una ausencia total o casi total de ruido. En ese sentido te recordará a cualquier Pendrive.
  • El consumo de energía es también notablemente inferior a los HDD.
  • Al no tener poseer piezas mecánicas en constante movimiento se hace un más resistente a los golpes y vibraciones que los discos convencionales.
  • Baja capacidad de almacenamiento, que contrasta claramente con las cada vez más altas capacidades que se llevan en el mundo de los discos duros tradicionales. Por suerte, la tendencia sigue al alza, y las capacidades están constantemente en aumento, pudiendo ver ya unidades SSD con capacidades entorno a 1 TB

 

  • Mayor precio por GB. Esto, unido a que las capacidades máximas de almacenamiento que ofrecen aun distan de las ofrecidas por los discos duros convencionales, se traduce en  que acabas pagando más por ‘menos’. Y pongo el menos entrecomillado porqué tampoco podemos olvidarnos de las ventajas comentadas…